Cacalchén hace que candidato del PRI renuncie

0
1178

CACALCHEN, .- A 17 horas después de obtener el triunfo en las elecciones internas del PRI que lo postula como candidato del PRI a la presidencia municipal, Pastor Agustín Canul Zarate fue obligado en el comité estatal del Partido Revolucionario Institucional a renunciar.

Al momento de darse los resultados y conocerse que el alcalde ganó el proceso, no faltaron las voces en contra de Canul Zárate y del delegado del PRI, Édgar Escalante, por solapar las anomalías que supuestamente se registraron durante el proceso interno de elección.

Los gritos que se escucharon fue “el PRI esta vez vuelve a caer en Cacalchén”, entre otras consignas contra Canul Zarate.

El día de hoy a las 11 de la mañana se citó a Canul Zarate y a los demás aspirantes perdedores al comité estatal del PRI, donde les pidieron que negociaran posiciones para integrar la planilla, pero luego de más de una hora no llegaron a ningún acuerdo.

Ante la falta de acuerdos, Canul Zarate fue llamada aparte para una reunión privada con el presidente estatal del PRI, Carlos Sobrino Argáez que lo obligó a renunciar a la candidatura que ganó ayer en las elecciones internas.

Aunque a los aspirantes y a la nueva candidata del PRI se les pidió discreción para evitar inconformidades, éstos así como salieron de la junta llamaron a sus contactos para decirles la buena nueva.

Ahora en la población, es un secreto a voces que al alcalde le quitaron la candidatura del PRI que ayer ganó en las elecciones internas.

Para muchas personas de este municipio está consciente de algo en esta contienda no fue un tema de confianza ciudadana o de participación democrática, claramente es un reflejo del abuso del poder y de la forma desleal de competir.

Varios se preguntaron si Pastor Canul es tan buen político como se cree porqué no se desligo de su cargo y compitió como los hicieron los demás, bajo las mismas condiciones..

El error del partido fue no esclarecer estatutos más justos de participación y permitir la participación de un aspirante que tiene cargo público sin desligarse de él sabiendo que es más que obvio que puede intervenir recursos públicos en el proceso sin problema alguno a su favor, como sucedió.

Cacalchén ya se volvió carnada fácil y negocio para personas incompetentes que su único objetivo es enriquecerse mas de nuestros impuestos a través de un puesto público y cada vez nuestra población se vuelva más empobrecido, vulnerable y dependientes de gobiernos paternalistas que solo utilizan y pudren en la ignorancia con las migajas a nuestro pueblo.

Ahora que lo hicieron renunciar a la candidatura, Pastor Canul Zarate dice que él renuncio para cedérselo a otra persona, pero no es creíble por los recursos públicos que invirtió para ganar, a menos que negocio con el que quede que le devuelvan su inversión o se haga de la vista gorda de ese despilfarro de dinero en la administración pública en caso de ganar el proceso constitucional.

publicidad