Se duplican asesinatos de mujeres en la última década

0
371

Los homicidios de Alondra, Esmeralda y Érika ocurrieron en Ecatepec, Ciudad Juárez y Acapulco, tres ciudades que no logran salir del deshonroso top ten de municipios con más feminicidios. Haber sido asesinadas en territorios de alto riesgo para las mujeres no es el único elemento en común que tienen estos crímenes: ninguna de ellas ha recibido justicia. Sus homicidas siguen libres y sus casos permanecen irresueltos.

Los asesinatos de mujeres en México se duplicaron en la última década, al pasar de mil 89, en 2007, a dos mil 746, en 2016. Si hace diez años se registraban 1.9 homicidios por cada 100 mil mujeres, el año pasado este indicador escaló a 4.4 por cada 100 mil, revela el estudio “La violencia feminicida en México, aproximaciones y tendencias 1985-2016”,elaborado por ONU Mujeres, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y la Secretaría de Gobernación (Segob).

El informe, al cual tuvo acceso Aristegui Noticias, muestra que Acapulco (Guerrero), Tijuana (Baja California), Ciudad Juárez (Chihuahua), Victoria (Tamaulipas) y Ecatepec (Estado de México) encabezaron en 2016 la lista de defunciones de mujeres con presunción de homicidio (DMPH).

Por estados, Colima lidera por primera vez el índice nacional de feminicidios. Le siguen Guerrero, Zacatecas, Chihuahua y Morelos. En estas entidades asesinan a entre 8 y 16 mujeres por cada 100 mil habitantes de este sexo. Las gráficas nacionales también registran una tendencia descendente entre 1985 y 2007.

La tasa de impunidad en este delito queda al descubierto cuando se observa la relación entre averiguaciones previas frente a la cantidad de asesinos encarcelados. Aristegui Noticias consultó el Censo Nacional de Procuración de Justicia (CNPJ), mismo que documenta que en 2015 se registraron 2 mil 277 denuncias por homicidio doloso contra mujeres, pero sólo 76 de esos crímenes concluyeron en sentencia condenatoria. Únicamente 3.33% de los casos fueron resueltos, es decir: 97 de cada 100 casos no terminaron en prisión ese año.

En entrevista, Belén Sanz, representante de ONU Mujeres México, resalta que el feminicidio es una agresión sistemática en todo el país. “Un continuum de violencia en todos los rincones”. Si bien existen esfuerzos del gobierno mexicano para combatirlo, señala, se requiere una “respuesta urgente” por parte de las autoridades judiciales, de acceso a la justicia y de prestación de servicios para “romper con la impunidad” y cumplir el objetivo: prevenir estos crímenes en los que se tiene una dinámica propia que responde a la discriminación basada en género.

publicidad