Robo de becerro fue plagio

0
135

 

El presunto caso de abigeato ocurrido hace unos días con un becerro en un rancho de Tzucacab resultó ser un secuestro: el propietario del animal ubicó el predio donde estaba el ganado, pero los ocupantes exigieron el pago de una cantidad para devolverlo.

Enrique Zapata Serrano, el afectado, realizó las indagatorias y ubicó el predio donde estaba el animal.

En compañía de policías, anteanoche, alrededor de las 10:30, acudió al lugar para solicitar la devolución, pero los moradores se negaron a entregarlo y que la única manera era que les den dinero.

Zapata presentó su denuncia en la Fiscalía que quedó asentada en la carpeta de investigación F2/985/2020.

publicidad