Profeco advierte a pignorantes sobre riesgos de empeñar

0
468

Al llegar el mes de enero, cientos de personas que resienten la famosa “cuesta” acuden en busca de solvencia a casas de empeño para obtener ingresos por prendas, alhajas y otros artículos, lo que a veces aprovechan los establecimientos para pasarse de vivos.

Ante este panorama, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Yucatán pidió a los pignorantes hacer ejercicios de comparación entre los establecimientos que ofrecen empeños o préstamos prendarios, de modo que se cercioren que estos operen en la formalidad.

La dependencia señala que en Mérida existen unos 370 comercios de este giro debidamente regulados, los cuales ofrecen del 40 hasta el 80 por ciento del valor de la prenda, así como otros apartados que el consumidor debe verificar para elegir el que mejor le convenga.

Asimismo, señaló que para verificar la formalidad del establecimiento, se debe corroborar que este tenga su contrato de adhesión a la vista, los montos, plazos, rendimientos y precios a la vista, pues de lo contrario, se corre el riesgo de una afectación para la persona.

Reiteró la importancia de comparar antes de consumir, pues de este modo se podrá tener certeza de que no se afectará el patrimonio.

El año pasado, la Profeco en Yucatán acudió a 35 casas de empeño que fueron verificadas, de las que 15 que fueron suspendidas por diversas irregularidades.

Asimismo, la dependencia señaló que en esta época incrementa de manera notable la afluencia de consumidores a estos establecimientos, luego de los gastos de los festejos de fin año, fenómeno que se repite en agosto, cuando ocurre el llamado regreso a clases.

publicidad