Violentos asaltos en Mérida y Valladolid

0
702
VALLADOLID, jueves 02 de Marzo del 2017.- Gelmi Dzul Cosgaya empleada asaltada.Megamedia/ESTEBAN CHUC NOH

“Fuereños” atan a la encargada de un comercio

Policiacas - Violentos asaltos en Mérida y Valladolid - policiacas-merida
VALLADOLID, jueves 02 de Marzo del 2017.- Gelmi Dzul Cosgaya empleada asaltada.Megamedia/ESTEBAN CHUC NOH

Moisés Flores Silva fue herido ayer en el estacionamiento de una plaza en el norte de Mérida, después de resistirse a un asalto.

Según se averiguó, el hecho ocurrió cerca de las seis de la tarde en el fraccionamiento Altabrisa. Flores Silva salía de la plaza con su esposa y suegra, y fue por su camioneta para recogerlas.

Cuando abordaba su vehículo un sujeto se le acercó y trató de asaltarlo, Flores Silva se resistió y fue herido con un cuchillo en el cuello.

El agredido relató que el agresor portaba una gorra y lentes, por lo que no lo reconoció. Minutos después llegaron sus familiares, quienes al verlo desangrándose lo llevaron al hospital Star Médica, donde se le atendió.

Su estado se reportó como delicado y la Policía Estatal Investigadora ya indaga en el caso para dar con el responsable.

En otro hecho, unos sujetos armados asaltaron a la empleada de un expendio de barrio de Sisal, en Valladolid, ayer a las 2:50 de la tarde.

La empleada estaba muy nerviosa después de lo sucedido y afortunadamente resultó ilesa en el atraco.

Gelmí Dzul Cosgaya, de 43 años, relató que en el negocio, en la calle 49 con 54, entraron dos sujetos “con acento fuereño” y usando cascos. Ella se acercó y les preguntó qué deseaban, a lo que respondieron que dos “planchas” de cerveza. Como el producto se encuentra en las bodegas, la empleada fue por ellas.

Aprovechando que la mujer estaba de espaldas, uno de los sujetos sacó una pistola de entre sus ropas y le dijo a la encargada que no le pasaría nada si hacía lo que él decía.

La mujer fue atada de pies y manos y dejada en la bodega. Los hombres sustrajeron objetos de valor y efectivo, producto de la venta del día.

Gelmí Dzul narró que unos minutos después los asaltantes se retiraron. Una vecina entró al expendio y la encargada le pidió auxilio: “¡Me acaban de asaltar, ayúdenme a desatarme!”.

Los asaltantes fueron grabados por las cámaras de seguridad. No se precisó el monto del botín.—

publicidad