Se desploma pacto entre sicarios y la familia Molina Canto

0
593

El acuerdo entre los asesinos materiales de Ema Gabriela Molina Canto y la señora Ligia Canto Lugo, como víctima indirecta, se vino abajo luego que la progenitora de la mujer asesinada y la defensa de la misma, consideraran que el testimonio de los sicarios no es determinante para inculpar al presunto autor intelectual del crimen Martín Medina Sonda.

Información obtenida establece que el juicio abreviado dependerá de una reunión que sostendrá la señora Ligia Canto con el fiscal Ariel Aldecua Kuk mañana miércoles, por lo que hasta el momento todo se encuentra en suspenso.

Según lo planteado por los fiscales, Ema Gabriela fue presuntamente víctima de un complot orquestado por su ex pareja Martín Medina, quien se encuentra preso en un penal de Tabasco, al ser hallado culpable de un millonario desfalco a las arcas públicas de esa entidad.

De acuerdo con las investigaciones, Medina Sonda trianguló el asesinato de la madre de sus hijos mediante su chofer César Rogelio Reyes Barrueta, quien a su vez contactó a un sujeto apodado “El Cachorro”, para que contratara a los dos sicarios que mataron finalmente a Ema Gabriela.

Ambos jóvenes fueron imputados y vinculados a proceso por el delito de homicidio calificado, contra la salud en su modalidad de posesión simple del narcótico cocaína en su presentación de crack y a uno de ellos por posesión de armas e instrumentos prohibidos.

En un audiencia que se realizó en el Centro de Justicia Oral de Mérida (CJOM), el Juez de Control del Primer Distrito Judicial del sistema penal acusatorio y oral del Poder Judicial del Estado, Luis Edwin Mugarte Guerrero, presidió la audiencia solicitada por la víctima indirecta, sus asesores jurídicos y aceptada por las defensas de los imputados y los fiscales, en la cual se resolvería la tramitación del procedimiento abreviado.

El mediodía de este martes, el juez informó a las partes que horas antes de la audiencia, el juzgado de control recibió un escrito de uno de los asesores jurídicos de la víctima indirecta y pidió la suspensión de la audiencia del procedimiento abreviado debido a que el asesor se oponía a dicho procedimiento porque no ha recibido el pago de la reparación del daño.

Ante esta situación, el juez Mugarte Guerrero, abrió la audiencia para escuchar a la madre de Molina Canto, ya que en el escrito no se expresaba su voluntad de retractarse de la forma de terminación anticipada del proceso y también para escuchar a las defensas, imputados y los fiscales.

En su oportunidad, la víctima indirecta se adhirió a la solicitud de oposición al procedimiento abreviado que realizó su asesor jurídico en el escrito.

La defensa de uno de los imputados manifestó su postura de seguir con el procedimiento abreviado, pero ante las manifestaciones de la víctima y del asesor solicitó al juez resolver conforme a derecho.

Por su parte, la defensa del otro imputado expresó que se le hizo extraño que la hoy víctima se retractara cuando en la audiencia anterior se le explicaron los alcances del procedimiento y ella manifestó su anuencia, sin embargo, también pidió al juez que resolviera conforme a derecho.

Los fiscales que llevan el caso expresaron que realizaron las gestiones pertinentes para la realización del procedimiento, sin embargo, al existir una oposición fundada de la hoy víctima se adhirieron a la solicitud de no realizar el procedimiento abreviado.

Con base en la información vertida en la audiencia, el juez Mugarte Guerrero analizó las manifestaciones y solicitudes realizadas y accedió a la petición conjunta de no dar trámite a un procedimiento abreviado.

Antes de concluir la audiencia, el juez informó a las partes que quedaron a salvo sus derechos de solicitar nuevamente el procedimiento abreviado cuando las condiciones expresadas en la ley estén cumplidas o, en su caso, continuar con el procedimiento ordinario.

publicidad