Por tercera ocasión violan sellos y agreden a trabajadora del Ayuntamiento

0
30

El Ayuntamiento de Mérida informa que, con total apego a derecho y en acato a la orden de un juez de distrito, la dirección de Desarrollo Urbano procedió el pasado jueves 12 a colocar de nuevo los sellos de suspensión en la gasolinera ubicada en el fraccionamiento Jardines de Vista Alegre, los cuales de nuevo y por tercera ocasión fueron violados por indicaciones del propietario del establecimiento.

Cabe destacar que por instrucciones directas del alcalde Renán Barrera Concha, y con base en la orden del juez, la dependencia municipal realizó todos los trámites necesarios que culminaron el jueves por la noche con la colocación de los sellos, que con anterioridad fueron retirados el 28 de febrero pasado.

En esta reciente diligencia participaron 11 inspectores de la Dirección de Desarrollo Urbano, junto con la jefa del departamento de inspección urbana, así como el Notario No. 37 del Estado de Yucatán, quienes se presentaron al sitio para llevar a cabo la diligencia ordenada por el juez federal.

El fedatario estuvo presente para dar fe pública de que la diligencia realizada por el personal municipal de la Dirección de Desarrollo urbano estuvo apegada a derecho y se realizó en cumplimiento del mandato de un juez de distrito.

Una vez desahogada la diligencia, y al haberse negado el encargado del establecimiento a recibir las actas correspondientes, se procedió a la imposición de sellos de suspensión a la gasolinera.

Al momento de que el personal que participó en la diligencia se retiraba del lugar, se registró un intento de agresión por parte de los despachadores de la gasolinera contra la jefa de inspección urbana y de un inspector de Desarrollo Urbano que la acompañaba, cuando abordaban su vehículo para retirarse del lugar. De esta situación también dio fe pública el notario No. 37.

Luego de la diligencia, personal de Desarrollo Urbano se mantuvo vigilante de que se mantuviera el estado de suspensión aplicado y ordenado por el juez de distrito y minutos después se constató el nuevo, flagrante desacato a la orden del juez federal al retirar los empleados otra vez los sellos y seguir operando.

Cabe señalar que ante este flagrante desacato por parte del propietario de esta gasolinera y el intento de agresión en contra del personal de Desarrollo Urbano por parte de los empleados de la gasolinera, la dependencia municipal tomará las acciones legales que correspondan, de manera pronta y contundente, siempre apegadas a las leyes y al ordenamiento del juez de distrito federal.

Es necesario subrayar que este desacato constituye un delito de orden federal por parte del propietario de la gasolinera, al haber retirado los sellos y, en consecuencia, violar nuevamente el estado de suspensión.

El secretario municipal, Alejandro Ruz Castro, recordó que derivada de la orden del juez de distrito federal, en el curso y desahogo del juicio de amparo promovido por los vecinos del Fraccionamiento Jardines de Vista Alegre en contra de la construcción, operación y funcionamiento de una gasolinera ubicada en la calle 6-B número 270 por calle 17-B Fraccionamiento Jardines de Vista Alegre, y una vez depositada por los vecinos la fianza correspondiente fijada por el mismo juez de distrito, la dirección de Desarrollo Urbano, apegada a derecho y en cumplimiento de la orden recibida por dicho juez, suspendió las actividades de la antes mencionada gasolinera el día 10 de febrero de 2020.

El pasado 28 de febrero de 2020 se recibió en la Dirección de Desarrollo Urbano la denuncia de la violación del estado de suspensión ordenada por el juez de distrito, ante lo cual se realizó la verificación del hecho y se levantó el acta correspondiente, dando vista de esto al juez de distrito, ante el flagrante desacato en el cual estaba incurriendo esta gasolinera, objeto del juicio de amparo.

El lunes 9 de marzo, la misma dirección recibió la notificación del acuerdo correspondiente por parte del juez de distrito federal, en la cual se le ordena actuar en consecuencia al desacato en el que incurrió el propietario de la gasolinera, así como observar y ser garante del estado de suspensión ordenado por el juez de distrito federal.

Por lo anterior, el 12 de marzo se procedió a la diligencia arriba descrita.

El alcalde Renán Barrera ha reiterado que en éste, como en todos los casos que revisa el municipio, actuaremos siempre apegados a la ley.