Mujer muere electrocutada en Las Américas

0
357

Una mujer de 65 años de edad falleció electrocutada mientras caminaba en un charco de agua sobre el que cayó un poste conductor de energía eléctrica de 220 voltios en el Fraccionamiento Las Américas, tras el paso del huracán Delta.

El deceso ocurrió en la calle 100 entre 51 y 49 de dicho fraccionamiento donde los usuarios de redes sociales denunciaron desde la tarde del miércoles que miles de casas de ese desarrollo habitacional y de otros sitios construidos en la ciudad de Mérida se han inundado.

Hasta el momento de redactar esta información, la mujer permanecía en calidad de desconocida. Como se aprecia en la fotografía tomada de las redes sociales, ya estaban en el lugar los hechos el personal de la Dirección de Siniestros y Rescates de la Secretaría de Seguridad Pública y estaba en camino el Servicio Médico Forense.

Es la segunda persona que fallece en Yucatán como causa de los fenómenos meteorológicos. En junio pasado un hombre se ahogó con la inundación en el municipio de Yaxcabá cuando trató de ir por víveres.

En redes sociales los vecinos de esa calle del Fraccionamiento Las Américas están alertando a tener cuidado con los postes que tiró el huracán “Delta” porque tienen energía eléctrica. Una mujer narró que en la calle 100, a la altura del predio 188, al pasear a su perro, el animal comenzó a chillar cerca de un poste metálico.

La mujer jaló al perro de la correa y evitó que muriera electrocutado, pero informó que tiene quemaduras en las patas.

La Comisión Federal de Electricidad no ha reportado si ya cortaron la energía eléctrica de Las Américas para recoger el tiradero de cables y postes y evitar con ello más siniestros de este tipo.

Los vecinos de esa zona se encuentran sumamente enojados y en redes sociales han exhibido filtraciones de agua que han llevado a pensar a sus propietarios que fueron hechas con materiales de ínfima calidad.

Los recientes embates de la tormenta tropical “Gamma” y ahora con el paso del huracán “Delta” dejaron entrever la utilización de materiales de pésima calidad, de modo tal que los propietarios han señalado que sus casas “parecen llorar por dentro”.

“Casas sumergidas que lloran por dentro” y “Fraude a miles de familias del norte de Mérida” son los títulos de una publicación que circula por las redes sociales y que hace un llamado a las autoridades a “meter en cintura” a esos empresarios que, “con el afán de vender sus casas y obtener jugosas ganancias, comprometen el patrimonio, seguridad, salud y bienestar de miles de familias que de buena fe adquieren una vivienda”. Eso es lo que han publicado.

publicidad