Juicio por la asesinada en Plaza Fiesta que soportó por años a su violento marido

0
1033

- Juicio por la asesinada en Plaza Fiesta que soportó por años a su violento marido - policiacas-merida

Mérida, Yucatán.- Una certera cuchillada en el corazón que alguna vez latió de amor por su victimario fue la que le arrebató la vida a Jessica Esmeralda Cano Bass, quien estuvo amenazada de muerte por su esposo, el cual consumó su advertencia la tarde del pasado 23 de junio en una plaza comercial ubicada al nororiente de la capital yucateca.

Lo anterior fue dado a conocer durante la audiencia inicial celebrada en la sala 2 del Centro de Justicia Oral de Mérida donde el presunto feminicida Eduardo Enrique Real Castillo fue imputado por el asesinato de su esposa.

El momento procesal de inicio fue presidido por el Juez de Control Edwin Mugarte Guerrero, ante quien se dieron detalles de los hechos ocurridos el pasado viernes cuando según los fiscales se citaron víctima y victimario para dirimir asuntos de pareja.

Los fiscales recordaron que los hechos ocurrieron alrededor de las 15:59 horas del 23 de junio, cuando su aún esposa lo citó para platicar con él, sin embargo, de las palabras pasaron a los golpes para que después el hoy imputado le atravesara el corazón con un cuchillo que llevaba entre sus ropas.

En el desarrollo del juicio los fiscales narran como existen evidencias de violencia física y psicológica que vivió Jessica Esmeralda durante varios años, por lo que existen las causales suficientes para condenarlo por el delito de feminicidio agravado.

La autoridad judicial valoró los datos de prueba que los fiscales expusieron en la audiencia y encontró que la detención del hoy imputado se efectuó por personal de seguridad de la plaza comercial, que después lo entregó a las autoridades correspondientes, y que se ajustó a la flagrancia inmediata por lo que calificó de legal la detención.

Los fiscales le informaron al detenido que se le inició una investigación por su probable participación en el delito de feminicidio agravado. El imputado se reservó su derecho a declarar y solicitó el término de 144 horas para resolver su situación jurídica.

Ante la solicitud, el juez Mugarte Guerrero fijó el día jueves 29 de junio a las 13:30 horas la audiencia de vinculación a proceso en la que se resolverá la situación jurídica del imputado.

Por último y a petición de los fiscales, el juez de control impuso la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa.

publicidad