Extraen medidores de la CFE del cenote Chen Há

0
310

Más de un centenar artefactos, entre ellos, medidores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) fueron extraídos del cenote Chen Há del que se retiraron 700 kilos de residuos sólidos.

Un grupo de espeleobuzos encabezados por Sergio Grosjean Abimerhi realizó las tareas de saneamiento en ese sitio ubicado al sur poniente de la entidad durante más de cinco horas.

Con la ayuda de un detector de metales, se logró ubicar estos dispositivos de uso doméstico pero que, para sorpresa de los exploradores del cuerpo de agua, se encontraban en el fondo.

“Es evidente que este tipo de aparatos electrónicos poseen componentes altamente contaminantes como cobre, plomo e imanes, y de allá nuestra interrogante en conocer si estos metales pesados fueron los que originaron la muerte de peces que se observaron depuestos en el fondo; siendo que unos se encontraban en buen estado de conservación y otros solo se vislumbraba el esqueleto; a ello hay que sumarle los cráneos de 3 cocodrilos” relató Grosjean Abimerhi.

Es importante recalcar que en los últimos años diversos estudios han demostrado que el agua de muchas zonas de Yucatán posee partículas cancerígenas y, sin duda, este tipo de acciones, además de ser un desastre para el medio, ambiente podrían abonar al problema debido a sus agregados peligrosamente contaminantes.

Al final de la jornada se contabilizaron 112 aparatos, muchos de ellos completamente corroídos por el paso del tiempo y algunos adheridos a mandíbulas de animales.

“Por fortuna se identificaron peces vivos como mojarras y los llamados Aluh (en maya) o bagres de cenotes” dijo el experto.

Grosjean Abimerhi exhortó a los pobladores a custodiar los cenotes de la península de Yucatán ya que el agua de algún modo llega a sus hogares.

De igual manera, pidió a las autoridades correspondientes tomar cartas en el asunto, ya que la incógnita es ¿quién y por qué arrojó estos medidores de energía?

publicidad