Detención de presunto narco se dio persecución de película

0
899

Un total de once patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) protagonizaron una persecución de película desde el centro comercial City Center al fraccionamiento exclusivo Algarrobos, privada Porto Belo, donde los uniformados sometieron a Eduardo Guadalupe Beltrán Gómez.

El detenido tiene parentesco directo con los integrantes del Cartel de los Beltrán Leyva y se transportaba en una camioneta Ford Explorer Limited con placas de circulación ZAR-409-A, cuando fue detectado por los agentes estatales.

La camioneta salía de la Plaza City Center del norte de la capital yucateca cuando fue detectada por los elementos policiacos, quienes tienen antecedentes de dos detenciones en 20111 y 2013 por delitos de tráfico de pepino de mar y de secuestro y extorsión, de los cuales ha sido librado sin explicación alguna.

Los policías le marcaron el alto y no hizo caso, por tal motivo se le persiguió y otras patrullas se unieron rápidamente a la persecución hasta llegar al fraccionamiento Algarrobos, donde el vehículo enfiló a la privada Porto Belo, ubicada sobre la calle 88 entre la 25 y 25-A,.

Por lo exclusivo de la zona hay que entrar con previa autorización en una caseta de vigilancia que tiene una pluma donde son detenidos los autos para su identificación, lo cual sirvió para que al parar la camioneta detrás de otra que esperaba turno para entrar, los policías sometieran al presunto narco.

Los agentes revisaron la camioneta que manejaba Eduardo Guadalupe que con su teléfono grababa la persecución y la detención hasta que fue sometido.

En la camioneta viajaba con el presunto narco una dama que también fue detenida por obstruir la justicia, al subirse a la camioneta y no querer bajarse tras ser asegurada.

Eduardo Guadalupe Beltrán Gómez está vinculado con el “Cartel de los “Beltrán Leyva”, por lo que tiene un reporte internacional de captura.

En Yucatán tiene antecedentes por traficar con peino de mar y tener nexos con Martín Velázquez Cuevas, Urbano Sánchez Vázquez, de Morelia, Michoacán; Víctor Manuel Santillánez López, de Hermosillo, Sonora; Jesús Aguilar Alvarez, de Ensenada, Baja California; Jesús Flores Sosa y Marco César Beltrán Zazueta, ambos de Culiacán, Sinaloa.

El 29 de junio del 2013, se le relaciona con el aseguramiento de un auto con placas YZG-4381, propiedad del Ayuntamiento de Mérida, y con un cargamento de pepino de mar decomisado, propiedad del narcotraficante Martín Velásquez Cuevas.

Al poniente del Anillo Periférico se localizaba la bodega en la que se escondían más de una tonelada de pepino de mar, que también fue decomisada y era propiedad de ambos.

Beltrán Gómez fue capturado en 2013 en la colonia Chuburná de Hidalgo, donde también se procesaba pepino de mar en contubernio con el también presunto narcotraficante Martín Velásquez Cuevas, quien traía a Progreso contenedores con tiburones rellenos de cocaína y que actualmente goza de libertad.

Beltrán Gómez, quien tiene parentesco directo con los Beltrán Leyva, fue detenido y trasladado bajo fuertes medidas de seguridad al Ministerio Público Federal. La tonelada de pepino de mar, así como los cinco congeladores recién adquiridos, quedaron a disposición de la instancia Federal.

Anteriormente, el 30 de julio de 2011, Beltrán Gómez tuvo otro antecedente penal al intentar secuestrar a Javier Solís Ríos en el bulevar costero de Ensenada donde lo citó con la trampa de comprarle su auto.

La víctima fue levantada, pero logró escapar al tirarse del vehículo en movimiento donde esa trasladado y al denunciar se hizo un operativo en el que Eduardo Guadalupe Beltrán Gómez fue capturado, pero por alguna razón siguió libre.

publicidad