Claman justicia

0
815
PROGRESO (YUCATAN) 24/02/2017, los hermanos jairo y gabriel izquierdo jimenez, sostienen a doris javier de la cruz llora mamá de jose eduardo javier de la cruz, en su sepelio en el recinto memorial Reyes Rodriguez en paraiso Megamedia/GABINO TZEC VALLE
Policiacas - Claman justicia - policiacas-merida
PROGRESO (YUCATAN) 24/02/2017, los hermanos jairo y gabriel izquierdo jimenez, sostienen a doris javier de la cruz llora mamá de jose eduardo javier de la cruz, en su sepelio en el recinto memorial Reyes Rodriguez en paraiso Megamedia/GABINO TZEC VALLE

PROGRESO.— En el sepelio de José Eduardo Javier de la Cruz, quien fue asesinado con saña por presuntos vándalos, su madre Doris Javier de la Cruz, bañada en lágrimas, clamó que se castigue a quienes lo mataron.

“Pido que se haga justicia, mi hijo no era un delincuente”, fueron las primeras palabras que la mujer pronunció al bajar de la carroza que trasladó de Flamboyanes hasta el recinto memorial “Reyes Rodríguez”, en la comisaría de Paraíso, donde se realizó el sepelio ayer a las 10 de la mañana.

“¡Justicia, Señor, justicia!”, gritó repetidas veces Doris Javier parada ante el féretro y al borde del desmayo fue sostenida por Gabriel Izquierdo Jiménez, tío del muchacho.

Minutos de dolor se vivieron en el recinto memorial. El momento más desgarrador se dio cuando Doris Javier abrazó el ataúd y llorando dijo: “Levántate, mi niño. ¿Por qué, Dios? ¿Por qué él? Dios mío, ten piedad, ya no lo volveré a ver”.

Norma Javier de la Cruz, tía de José Eduardo, también estuvo desconsolada y se aferró al ataúd.

A las 10 de la mañana, personal de la funeraria y familiares del hoy occiso colocaron el ataúd en la tumba. Al sepelio asistieron unas 100 personas entre vecinos de Flamboyanes, familiares y tabasqueños que radican en esa comisaría.

El sábado pasado, José Eduardo fue asaltado presuntamente por dos o tres pandilleros, le dieron cuchilladas, lo quemaron e intentaron enterrar el cuerpo en montes de Flamboyanes.

El cuerpo fue hallado el miércoles, pero un día antes la Policía Estatal Investigadora logró la confesión de uno de los sospechosos, quien habría revelado el lugar donde estaba el cadáver.— Gabino Tzec Valle

La Fiscalía y Policía Estatal Investigadora continúan con las pesquisas, para determinar donde lo asesinaron, pues todo indica que no lo mataron donde hallaron el cadáver.

José Eduardo fue velado el jueves en el predio 694 ubicado al final de la calle53 lado poniente de Flamboyanes, propiedad de la familia Izquierdo Javier. El cortejo fúnebre partió a las 9:30 horas rumbo al recinto memorial Reyes Rodríguez ubicado en la comisaría de Paraíso.

Sobre el otro joven, de nombre José Eduardo Gutiérrez Ortiz y la niña que presuntamente fue secuestrada en Flamboyanes, no hay ningún reporte oficial.

publicidad