Cae en Motul el “secuestrador” de la imagen del niño Dios

0
405

Luego de varias semanas extraviado, ayer por la noche policías municipales encontraron la imagen del “niño Dios” que había sido sustraída del pesébre ubicado en el parque principal de Motul.

El caso del robo de la figura, que incluso trascendió a nivel nacional, llegó por fin a su final, pues fue hallada al interior del auto conducido por el adolescente J.T.C., de 16 años de edad, luego que este fuera detenido por manejar de manera temeraria y volarse un alto de disco en la calle 37 por 42.

Según el reporte oficial de la corporación, J.T.C. dio su nombre, pero al solicitarle su respectiva identificación y documentación del vehículo, señaló no tenerla, por lo que se procedió a una inspección del auto en el cual fue localizado el “niño Dios”.

Al ser descubierto, el muchacho dijo que minutos antes la había recogido del lugar donde la tenía resguardada con la intención de seguir haciendo memes y bromas en redes sociales.

De manera inmediata se avisó a los tutores, quienes escucharon con lujo de detalle cómo es que el joven había robado la imagen religiosa.

El responsable dijo que en mayo del año dejó su residencia en Cancún para vivir en Yucatán y que visita Motul frecuentemente, debido a que allí habitan parte de su familia y amigos. Añadió que la madrugada del 25 de diciembre pasado salió a bordo y, junto con otras personas, se le ocurrió sustraer la imagen del Niño Dios.

“Todo empezó como una broma que nos causó gracia, de ahí lo llevamos a tirar a espaldas de la Unidad Deportiva y nos fuimos cada quien a su casa. Por la noche con unos amigos la regresé a buscar y la subimos a la camioneta, como el tema se había difundido, nos pareció gracioso”, indicó.

“Se nos hizo gracioso ver que el tema se hacía popular, no se me ocurrió regresarlo, porque sabía que me traería problemas, mis padres no sabían nada de esto, porque todo empezó como una broma. Por eso pido una disculpa pública”, agregó.

Los padres del joven nunca sospecharon que su hijo fuera el responsable del vergonzoso hecho, pues lo consideraban como un joven estudioso, maduro y que siempre había mostrado buena conducta.

Cabe señalar que solicitaron a la policía se proceda con un castigo ejemplar, realizando labor social a favor de la comunidad, así como el pago correspondiente de multas por las faltas viales cometidas.

Con la recuperación de la imagen, la policía municipal de Motul dio por cerrado este caso e hizo un llamado a los padres de familia a mantener vigilados a los adolescentes que tienen acceso a redes sociales, ya que al darle un mal uso, pueden meterse en problemas.

publicidad