Borracho mata a menor y se acuesta a dormir

0
93

Se ha insistido hasta el cansancio que el alcohol y volante no combinan, ya que en muchas ocasiones pueden tener consecuencias trágicas.

Y es que prueba de ello es el más reciente caso que enlutó a la comisaría de Cepeda, en el municipio de Halachó, donde un adolescente que platicaba con otros dos jovencitos a las afueras de un predio perdió la vida tras ser atropellado por un conductor tan borracho que ni se dio cuenta de lo que había hecho.

J.S.T.C., de apenas 16 años y originario de la vecina comunidad de Cuch Holoch, charlaba tranquilo junto a las hermanas M.M.P.T. y S.R.P.T., de 13 y 15, respectivamente, cuando fueron arrollados minutos antes de las nueve de la noche por el guiador de una camioneta Tornado en la calle 17 entre 4 y 6.

Desgraciadamente el joven murió en el hospital a causa de un traumatismo craneoencefálico severo y diversas fracturas. La menor de 13 también quedó inconsciente y fue trasladada a una clínica de Maxcanú a bordo de la ambulancia de traslado. La muchacha de 15 años fue la menos lesionada.

El alcoholizado sujeto siguió su camino, sin idea de la tragedia que había causado, y huyó con dirección a su casa en la comisaría de Santa María Acú, donde estacionó el automotor involucrado que incluso tenía desprendido un retrovisor a consecuencia del fatal impacto.

Uno de sus parientes dijo a las autoridades que su sobrino identificado como Jorge “N” le confesó borracho que había chocado, pero no sabía en qué lugar y se acostó a dormir como si nada.

Tras recibir el reporte de las autoridades locales, personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) inició las diligencias para integrar la carpeta de investigación contra el responsable de la muerte del joven.

publicidad