Acusan a la policía de Cacalchén de agresión a un joven

0
72

El joven Emanuel Agustín Bote Oxte acusó a policías municipales de darle una ‘calentadita’ cuando iba en su bicicleta.

El argumento de uniformados es que lo vieron manejar de manera errática (zigzagueando) y decidieron detenerlo para llevarlo a la dirección de Seguridad Pública.

Su madre doña Teresa Oxté acusó a los oficiales de golpearlo salvajemente por lo que actualmente se encuentra bajo tratamiento médico.

-Mi hijo Agustín iba en bicicleta cuando una patrulla municipal le cerró el paso y intempestivamente un agente abrió la portezuela de la unidad para provocar que el joven se impacte una albarrada- relató.

Ya en el suelo, los policías lo tundieron a golpes hasta dejarlo casi inconsciente y se lo llevaron a los separos de la comandancia.

Los familiares de la víctima exigieron a la alcaldesa, Abigail Sosa Pérez, para que se haga justicia y se sancione a los responsables de la agresión.

“Ahora hay que cuidarnos de la policía municipal quienes exceden de sus funciones y son golpeadores de personas inocentes” declaró Teresa Oxté.

Ante el escándalo en redes sociales, la comuna de Cacalchén emitió un comunicado en el que señala que el joven transitaba en estado de ebriedad por calles del municipio por lo que fue interceptado, pero evadió la indicación de detenerse.

Según la versión oficial, el ciclista fue quien se impactó contra la patrulla y luego perdió el control de su vehículo y se fue directo hacía un muro donde finalizó su loca carrera.

La policía de Cacalchén sostiene que Emanuel Agustín estaba drogado y alcoholizado y contradicen la versión de la mamá que señala que el joven permanece bajo tratamiento médico.

Ciudadanos enviaron una fotografía al reportero en la que se observa al director de la policía municipal durmiendo en una patrulla mientras ocurrían los hechos.

publicidad