Padres de familia acuden a instituciones para recibir libros

0
69

Después de casi dos meses de receso escolar, más de 424 mil estudiantes de nivel básico en Yucatán regresaron ayer a sus actividades escolares en la modalidad a distancia con el programa “Aprende en Casa II”, cuyas clases fueron transmitidas por las televisoras y radiodifusoras nacionales, así como por las redes sociales, con el acompañamiento virtual de alrededor de 22 mil 800 profesores, lo que marcó el arranque oficial del ciclo escolar 2020-2021.

Al mismo tiempo, la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado (Segey) empezó con la distribución de un total de dos millones 423 mil 663 libros de texto gratuito, los cuales fueron entregados a los padres de familia en los más de tres mil 350 colegios de preescolar, primaria y secundaria en los 106 municipios.

Del total de libros, 180 mil 264 son de preescolar, un millón 505 mil 996 para los alumnos de las escuelas primarias, 629 mil 340 para los colegios de nivel secundaria y 117 mil 063 para los de telesecundaria.

La entrega de los ejemplares se realizó por medio de citas y con horarios escalonados, además de que se colocaron filtros sanitarios con la intención de mantener seguros a los padres de familia y reducir en la medida de lo posible, el riesgo de contagio por coronavirus Covid-19.

El proceso de entrega inició en su mayoría, con los papás de los alumnos de sexto grado de primaria, a quienes se les pidió ir con cubrebocas y gel antiséptico, además de que en días previos se realizaron labores de limpieza e higienización en todos los salones en los que se entregaron los libros.

Hay que recordar que la dependencia estatal marca en el calendario de actividades toda la semana del 24 al 28 de agosto para la entrega de los libros de texto a los padres de familia, los cuáles fueron divididos en dos módulos por cada uno de los grados y grupos, con un tiempo de diferencia de 30 minutos para limpiar las aulas.

A diferencia de otros años cuando el regreso a clases significaba emoción para muchos alumnos, docentes y padres de familia, ayer el inicio del curso escolar 2020- 2021 fue atípico y diferente pues miles de escuelas lucieron vacías y las aulas de clase en completo silencio.

En un recorrido realizado por algunos planteles educativos, se pudo constatar que los inmuebles lucieron desiertos, esta vez no hubo el habitual tráfico que se genera debido a las prisas por llegar a tiempo ni el niño que llega a las carreras o el que con miedo y tristeza va a la escuela.

publicidad