No todos los negocios respetan el nuevo horario

0
90

El empresario camionero y concesionario del transporte urbano en Mérida David Quintal Medina informó que los operadores que trabajan en las rutas Norte y Poniente de su empresa ven una mejoría en el servicio con la aplicación de horarios laborales escalonados, “porque ya no hay tantos amontonamientos en los paraderos del Centro en una sola hora”.

“Este plan se debió aplicar desde que lo propuso la Cámara de Comercio. No va a resolver de fondo el problema de los amontonamientos en los paraderos por la limitante del número de pasajeros en los autobuses, pero sí se ve un poco de mejoría”, señaló. “Va a ayudar, pero no es suficiente. Faltan más autobuses en algunas rutas y el gobierno debe dar un subsidio adicional temporal para que entren en servicio otras unidades”.

Quintal Medina, quien es presidente del Consejo de Administración de Micro Expreso Urbano, informó que mantiene una comunicación permanente con autoridades del transporte y éstas plantearon un mapa con la reubicación de paraderos en el primer cuadro, a fin de disminuir la movilidad y de esta forma evitar el contagio masivo de Covid-19.

De las otras acciones para el transporte público no tiene conocimiento porque a los concesionarios no se los han expuesto. Dice que quizá a los presidentes de cámaras empresariales ya les presentaron el plan de transporte completo.

“Todo está en análisis. Sé que el gobierno está en diálogo con los diferentes sectores económicos, con agrupaciones profesionales y asociaciones estudiantiles; busca un consenso para tener un mejor plan”.

“Debería pedir la opinión de los usuarios que viajan en el transporte urbano para que conozca si están de acuerdo con los cambios de paraderos y si estarían dispuestos a caminar más o caminar menos para abordar el autobús que los lleve a donde van”.

Ayer entraron en vigor, con carácter de obligatorio, los horarios laborales escalonados en Yucatán, según acuerdo del gobierno del Estado y el Consejo Coordinador Empresarial.

En el sector servicios profesionales y dependencias de gobierno se debe entrar al trabajo a las 9 horas y salir a las 5 de la tarde; en el de la construcción, de 7 de la mañana a 6 de la tarde; industrias, de 9 de la mañana a 7 de la noche; comercios del Centro Histórico de 10 de la mañana a 7 de la noche, y los comercios fuera del Centro Histórico, de 11 de la mañana a 8 de la noche.

Lo que se observó ayer en los comercios es que en pocos hubo avisos en sus puertas sobre este cambio de horario, de modo que la gente llegó a la hora de entrada que se acostumbraba.

Por ejemplo, en una zapatería junto a la frutería “Huerto del edén” de la calle 67, desde antes de las 9 horas ya había larga fila de clientes, similar a las que se formaron en los paraderos de autobuses de mucha afluencia.

publicidad