“Mazazo” a la pesca de ribera

0
36

El alto precio de la gasolina golpea severamente a la pesca ribereña, pues los pescadores no solo se alejan de la costa para capturar especies de escama que no están en veda sino, además, se ven obligados a permanecer de tres a seis días en alta mar a fin de que sea costeable el viaje.

Hay ribereños de pesca diaria que también se alejan entre 15 y 20 millas (entre 27.78 y 37 kilómetros) de la costa. Zarpan a las 6 de la mañana y retornan a las 4 de la tarde, emplean buena cantidad de combustible, cuyo precio se incrementó.

Debido a que los motores fuera de borda que emplean las embarcaciones ribereñas son de cuatro tiempos, de los llamados ecológicos, usan gasolina Premium, que tiene precio de $21 el litro.

En el playón poniente de este puerto, donde tienen su base grupos de ribereños, José Acosta Azueta dijo que para salir a pescar a 20 millas lleva 100 litros de gasolina Premium, más los aditivos para el motor.

El gasto solo en combustible y aditivos es de unos $2,300, además de lo que invierten en el hielo y los víveres que lleva la lancha.

Con lo que obtienen en la pesca con redes, apenas sacan para los gastos de avituallamiento y cada uno de los tres pescadores alcanza a ganar de $250 a $300 en dura jornada en alta mar.

Del muelle La Caleta, Antonio Rivero Manzano, “Moreno”, y tres pescadores más zarparon en una lancha de 27 pies de eslora hacia Cayo Arenas para pescar en la Sonda de Campeche. Pasarán seis días en alta mar.