Los empresarios llegarán a un acuerdo con el gobierno

0
118

Empresarios que no figuran como integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) difunden entre ellos un audio de la reunión privada que tuvo el gobernador Mauricio Vila Dosal, el jueves pasado, con los presidentes de cámaras y asociaciones empresariales de Yucatán.

El presidente del CCE, Michel Salum Francis, habló en una rueda de prensa virtual el viernes de esa junta de 4 horas, donde el tema central fue la creación de mesas de trabajo que analizarán sector por sector para la reapertura de mayor número de negocios y la desaparición de las “olas económicas 1, 2 y 3”.

La persona que relata los pormenores de dicha reunión empieza reconociendo que la reunión entre el CCE y el gobernador fue muy larga, con tensiones y reclamaciones que molestaron muy fuerte a Vila Dosal, que considera que el CCE no lo apoya y sí lo critica en la prensa.

Para demostrar que el gobierno sí apoya al CCE mostró datos precisos, como que mientras la Secretaría de Salud federal mantuvo a Yucatán en semáforo rojo, él lo tuvo en naranja para que se mantuviera la reactivación de la “Ola 1”, pero aún así, algunos presidentes de cámaras hicieron declaraciones a la prensa de que no hizo bien la apertura, que estuvo mal la “ley seca” y el “toque de queda”, criticando sus acciones para reducir los contagios.

El CCE —no dice quién de sus representantes— también se quejó del gobernador porque sienten que no está apoyando al sector empresarial, lo que molestó a Vila Dosal, quien afirmó que por el sector empresarial de Yucatán se pelea con el gobierno federal y con el doctor López Gatell, y hasta lo quieren meter al bote por desobedecer.

En el audio se oye el reporte de la queja de los restauranteros que exigen el permiso para vender alcohol y que abran los fines de semana, pero el gobernador señaló que no cedería a las presiones de los restaurantes de nivel A porque solo son 2,000 que tienen licencia y otros 13,000 no la tienen, por lo que habría un problema social porque solo los que tengan dinero podrían acceder a ese producto en los restaurantes de lujo y la mayoría no. Entonces aceptó analizar la propuesta de que abran los fines de semana, cerrar tarde, servir cenas con bebidas alcohólicas y declarar el fin de la ley seca antes del tiempo establecido, pero condicionado a que el indicador de hospitalización siga a la baja. Si sube este indicador, no habría modificaciones a las condiciones de hoy.

Aunque el gobernador aseguró que él pelea para que reabran las plazas comerciales, hubo arrendatarios de locales que de plano no pretende abrir de momento porque algunos arrendadores justifican que por ahora pagan el 40% de la renta y si abren con normalidad pagarían el 100% y no habría las ventas para sostener el local porque la gente no está saliendo de compras como antes de la pandemia.

Sobre el problema de aglomeraciones en el transporte público, Vila Dosal asegura en el audio que expertos ya trabajan en este tema y hoy o mañana harán una propuesta al CCE y también ofreció que si alguna empresa quiere participar en esta actividad, no se opondrá a autorizar las concesiones. Incluso, invitó al Grupo ADO que tiene 400 camiones parados por la baja en sus recorridos, pero no aceptó. Los camioneros quisieron reprochar la falta de apoyo, pero el gobernador, con datos en la mano, dijo que su gobierno ha aportado más de $220 millones al transporte público de Mérida, por lo tanto no es cierto que no los esté apoyando en esta crisis económica y de salud.

La reunión terminó con el pacto de que los integrantes del CCE no hablarán mal del gobierno estatal, lo apoyarán en sus acciones para disminuir y controlar la pandemia y todos los acuerdos serán en consenso de ambas partes.

De hoy al miércoles sostendrán reuniones de trabajo y el viernes quizá se firme un pacto de colaboración, si los datos del coronavirus van a la baja y no aumenta el número de ingresos a los hospitales covid.

El narrador de este audio concluye que la reunión fue muy tensa al principio, pero poco a poco los empresarios entendieron la posición del gobierno y acordaron que juntos, CCE y gobierno, van a hacer lo mejor en beneficio de la sociedad y la economía de Yucatán.

publicidad