Habitantes de Mérida hartos de CFE

0
124

La energía eléctrica en la península de Yucatán es cuatro veces más cara que en otras zonas de México.

Representantes del sector empresarial señalan que el costo de la energía eléctrica en la península de Yucatán es cuatro veces más cara que en la zona noroeste del país y Baja California Norte, debido a que estamos en una situación verdaderamente crítica, porque sólo tenemos un ducto por el cual está llegando una mínima dotación de gas natural y una línea obsoleta que nos conecta al Sistema de Suministro Eléctrico Nacional, que comprende la generación, el transporte y la distribución de la energía eléctrica.

Dichos conceptos, además de muchos otros como los “errores de facturación y de medición” están incluidos en el recibo de pago que emite la Comisión Federal de Electricidad y que cubren todos los usuarios, desde el sector industrial, comercial y doméstico, a través del pago de nuestros impuestos.

Incluso, otros conceptos como son los que se refieren a la “energía no pagada por empleados de CFE y de malas prácticas” como pueden ser los “diablitos”, ahora conocidos como huachicoleo eléctrico, también son cargados a su cuenta.

Hay causas que colocan a la Península de Yucatán en desventaja competitiva.

Por lo que respecta al sector comercial, la empresaria señaló que la iniciativa privada y el gobernador Mauricio Vila Dosal ya tuvieron una reunión con la secretaria de energía, Rocío Nahle, a quien le expusieron toda la problemática de la región sur sureste.

“Aunque fue muy receptiva y escuchó nuestras demandas, como la homologación de las tarifas eléctricas ante la falta del suministro de gas natural, que es el factor que encarece la producción de la energía eléctrica para la región, se le explicó que aún y con el subsidio otorgado hace unos meses que alcanzó en promedio un 20%, las tarifas siguen siendo elevadas”, comentó el gobernador de Yucatán.

Recordó que a fines del año pasado se convocó a un apagón peninsular general como protesta luego de aumento en las tarifas de hasta un 300 y en algunos casos 400 % de manera injustificada.

Esto se debe a que el incremento de la energía eléctrica para los usuarios de la región se elevó en promedio entre un 40 y 60 por ciento.