Vehículos abandonados saturan corralones en Mérida: Saidén

0
69

El depósito vehicular número 1 de la Secretaría de Seguridad Pública, alberga actualmente 2 mil 200 vehículos, de los cuales 502 son automóviles y camionetas, mil 240 motocicletas y 458 bicicletas y triciclos. Muchas de esas unidades están inservibles por el paso del tiempo o por daños en el que estuvieron involucradas. Sus dueños optaron por no recuperarlos.

El 20 por ciento de ellos no son reclamados por sus propietarios, lo que aumenta la cantidad de unidades abandonadas un promedio de 100 al mes.

El Secretario de Seguridad Pública, Luis Felipe Saidén Ojeda, recordó que hace casi 50 años cuando se habilitó el corralón de la ciudad estaba fuera de la mancha urbana de Mérida, pero hoy en día lo circundan calles y avenidas, casas, comercios y escuelas.

El depósito se ubica en la avenida Jacinto Canek, tiene una extensión de 19 mil 800 metros cuadrados y no sólo ocasiona problemas a la corporación por la gran cantidad de vehículos abandonados, si no a los vecinos de la zona por los riesgos sanitarios que representa.

Saidén Ojeda expresó su preocupación por la gente que habita cerca ya que los problemas van más allá de sus bardas: el amontonamiento impide una adecuada limpieza de la maleza, contaminantes generados por los vehículos y estancamiento de agua en su interior lo que origina moscos y otras plagas, a pesar de que se fumiga regularmente.

Una medida inmediata para aliviar los problemas que causa el hacinamiento de coches inservibles en el corralón, es la enajenación de éstos mediante remate público.

Para hacer frente a la saturación, se propone un plazo de 60 días para que sean recuperados, de lo contrario, serían objeto de remate público, como establece la iniciativa de Ley del Ejecutivo, que ya analizan los legisladores locales.

En lo que respecta al depósito vehicular número 2, ubicado en Tixcacal Opichén, el funcionario policíaco apunta que entró en operaciones a finales del año 2010 y ahora también está lleno.

Da cabida a 5 mil 300 vehículos, en una superficie de 80 mil 800 metros cuadrados y un área construida de 184 metros cuadrados.

Dicho corralón, al igual que sucedió con el primero, estaba totalmente apartado de la zona urbana; sin embargo, ha ido creciendo, así como la construcción de casas-habitación e infraestructura industrial y comercial.

El Secretario de Seguridad Pública señaló que el Ejecutivo estatal quiere hacer más eficiente el servicio de los depósitos vehiculares, evitar gastos innecesarios por el almacenamiento de vehículos abandonados y, sobre todo, que no se perjudique a la ciudadanía.