Taxista yucateco se disculpa por humillación a niño con cáncer

0
568

A través de las redes sociales y con el teléfono celular, pasajeros indignados documentaron la humillación que el taxista Diego Aguilar, de la agrupación “Adalberto Aguilar Osorio”, le hizo pasar a la una humilde madre que junto con su niño con cáncer, salía del hospital O’Horán al finalizar su tratamiento de quimioterapias.

El 18 de octubre, se difundió en redes sociales fotografías y textos donde se detallaba que al finalizar el tratamiento de quimioterapias, la madre e hijo agraviados iban de regreso a Valladolid por lo que recurrieron a una Van del sindicato de “Adalberto Aguilar Osorio”.

El problema surgió cuando el chofer exigió el pago del lugar de la silla de ruedas del niño enfermo, argumentando que ocupaba un espacio.

Testigos, que tomaron fotografías, señalan que la silla no ocupaba un espacio dentro del taxi pues va plegada.

La madre del niño le dijo que no tenía dinero más que para dos pasajes, por lo que el chofer se negó a avanzar a menos de que pagara un tercer lugar, el de la silla de ruedas.

Los reclamos de los otros pasajeros por su actitud no causaron efecto alguno el chofer Diego Aguilar.

Ante la negativa del chofer de avanzar, los pasajeros hicieron “coperacha” para pagar el lugar de la silla de ruedas y que madre e hijo regresen a su casa en Valladolid.

Los pasajeros al compartir esta situación y las fotografías, señalaron que durante todo el viaje el chofer se la pasó reclamando y haciéndose de palabras.

Como era de esperarse, el linchamiento en las redes sociales fue intenso, y al estilo del actor Eduardo Yáñez después del cachetadón al reportero de El Gordo y la Flaca, el taxista hizo un video para pedir disculpas por su actitud.

Atribuyó su mal actuar, como el mismo reconoce, al estrés de su trabajo así como a su enfermedad de diabetes; se comprometió a ser una mejor persona y se dijo resignado a aceptar el castigo que le imponga su sindicato.

publicidad