Senado pide posponer la veda del pulpo en Yucatán

0
172

El vicepresidente del Senado, Jorge Carlos Ramírez Marín, solicitó a la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) de ese órgano legislativo que lleve a cabo las medidas necesarias para proteger la economía de los pescadores y puertos de Yucatán.

En una intervención durante la sesión plenaria, el político yucateco pidió que se realicen las gestiones a fin de que se posponga la veda para pesca de pulpo hasta el próximo 15 de enero de 2021.

Cabe destacar que la veda debería entrar en vigor el próximo 16 de diciembre, sin embargo, Ramírez Marín explicó que luego de que Yucatán enfrentó dos fenómenos meteorológicos consecutivos no existieron las condiciones para que pescadores y puertos cumplieran con sus labores y metas.

“Por difícil que sea, por increíble que parezca, tuvimos dos fenómenos meteorológicos que prácticamente paralizaron a los puertos de Yucatán agravando la situación social de pescadores y económica de cada uno de los puertos, que de por sí, ya era frágil”, explicó Ramírez Marín a los senadores.

Según datos de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera y Acuícola de Yucatán (CANAINPESCA), las pesquerías en la entidad estuvieron entre 45 y 50 días inactivas debido a huracanes, tormentas tropicales y frentes fríos, por lo que el sustento de 16 mil familias está en riesgo.

Ramírez Marín urgió a dotar de condiciones legales a los pescadores, y con ello, evitar enfrentamientos e inestabilidad social, ya que derivado de la pandemia y los meteoros que azotaron la entidad, se podrían ver obligados a realizar pesca furtiva para contar con algún ingreso.

“Si no generamos condiciones de legalidad, lo que va a pasar es que la pesca furtiva y de gente de otros estados en las pesquerías de Yucatán, le dé a esto un tono todavía más grave y todavía más trágico, como ha sido en otras situaciones”, advirtió

De acuerdo a información de la CANAINPESCA, hasta el momento sólo se han obtenido 9 mil 800 toneladas de pulpo, cifra lejana a la meta establecida para el 2020 de 18 mil 600 toneladas.

Para Ramírez Marín, la protección de la población pesquera de Yucatán es urgente, no sólo por la delicada situación económica que ya se enfrentan en todo el estado por la contingencia sanitaria, también por las adversidades que éste sector en particular ha enfrentado a lo largo del año.

publicidad