Poetas, escritores y editores homenajean a Raúl Renán

0
547

- Poetas, escritores y editores homenajean a Raúl Renán - generales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La escritora Celia Pedrero, el escritor Rodrigo Ordoñez, el pintor y diseñador Jorge Luis Canché Escamilla y el escritor y editor Ricardo E. Tanto, rindieron un sentido homenaje al recién desaparecido escritor y poeta yucateco Raúl Renán González.

El Auditorio del Centro Cultural Olimpo fue la sede desde donde se leyó la poesía del destacado tallerista, pero también se argumentó sobre su tarea periodística, sus andanzas y propuestas vanguardistas y su incesante necesidad de dialogar a través de sus textos.

Raúl Renán González, mejor conocido como Raúl Renán, nacido en Mérida, Yucatán en 1927, falleció en la ciudad de México en junio pasado. Combatiente y determinado luchador por las tareas de la literatura, el creador y promotor cultural se dedicó durante su carrera a elevar las capacidades del arte escrito, publicando poemarios y produciendo además obras editoriales al lado de otros importantes y noveles escritores locales.

Sobre ese aspecto, la maestra y escritora Celia Pedrero dedicó su intervención, donde expuso textos y propuestas creativas de Raúl Renán. Releyendo su obra, Pedrero enfatizó la condición innovadora y siempre vanguardista de sus ideas y alcances literarios, su particularidad para detallar los componentes de sus escritos y la astucia para hacer del lector su complice en su intención de valorar a las palabras y los libros.

En los mismos términos, pero con una visión humana, Jorge Canché Escamilla, investigador y docente, detalló el interés de Raúl Renán por prodigar la amistad y el encuentro entre pares, por su generosidad y alegría para dialogar con jóvenes escritores y su entusiasmo en las expresiones y nuevos materiales propuestos por los noveles escritores peninsulares.

En este encuentro, Ricardo Tatto discurrió en su ponencia sobre la capacidad editorial de Raúl Renán y por las expresiones siempre ingeniosas y especiales que dedicó a la edición y publicación de obras editorial, tanto con las propuestas de sus colaboradores, como de sus nuevos alumnos.

Tatto expresó y leyó poemas inéditos del autor, pero también estimuló sus palabras al señalar la grandeza del Renán al generar mayores contenidos, una manifestación, dijo, de su admiración por los nuevos escritores, con quienes convivía y acudía para mantener el fresco respaldo de sus propuestas y sueños poéticos.

Para finalizar, el escritor Rodrigo Ordoñez, dedicó un sentido discurso a la genialidad de su maestro, refiriendo un texto se su pluma, escrito al conocer la desaparición física de Raúl Renán y donde expresa públicamente su afecto y entrañable recuerdo de sus diálogos, sus encuentros literarios, sus andanzas y merecimientos, ya que fue Raúl Renán, quien apadrinó dos de sus libros publicados.

A este evento acudió la familia del desaparecido escritor, amigos y admiradores que participaron en las lecturas de este destacado hombre de letras. Ahí se estableció el compromiso de seguir leyendo sus obras y enarbolando los argumentos dictados por Renán, para seguir atesorando las palabras, sorprenderse ante los nuevos escritores y dedicar más tiempo a la lectura de nuevos libros.

publicidad