Falta de una Ley de Consulta Indígena pone riesgo proyecto eólico en Dzilam Bravo

0
541

- Falta de una Ley de Consulta Indígena pone riesgo proyecto eólico en Dzilam Bravo - generales

Mérida, Yucatán.-Al no poder establecerse una consulta pública de negociación, la cual permita la posibilidad de tener la certeza jurídica para el desarrollo de proyectos, se ha puesto en jaque el proyecto eólico que se pretende instalar en Dzilam Bravo y donde se invertirían unos 2 mil millones de pesos.

Según la Asociación Mexicana de Energía Hidroeléctrica, el proyecto propuesto para la zona centro del litoral yucateco está detenido y no se iniciará por desacuerdos entre los grupos de ejidatarios.

La obra que se debió haber iniciado este mes está en vilo y como esta propuesta hay 2 proyectos más que podrían postergarse y donde la inversión supera los 19 mil millones de pesos, estos ogros dos sitios se encuentran en Juchitán, Oaxaca.

La Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMEE) solicitó al gobierno federal establecer una serie de tareas jurisdiccionales y una ley de consulta indígena que permita establecer una ingeniería legal para establecer certeza jurídica para inversiones de esta naturaleza.

Se busca, según indica la AMEE, de contar una “certeza social” de que los posesionarios de la tierra puedan completar las tareas jurídicas de un proyecto y el compromiso de sostenerlo para que tenga viabilidad a largo plazo.

A este respecto, Juan Pablo Gudiño, consultor ambiental y ex director de Igualdad y Derechos Humanos de la Semarnat indicó que es preciso que el país cuente con una ley que se permita un diálogo y mecanismo de negociación con los grupos indígenas, que aporte condiciones para una negociación transparente con grupos y comunidades para atender las condiciones de certeza jurídica para inversionistas.

Esta ley, manifestó, tendrá que darle a ambas partes, tanto a los grupos indígenas y empresariales las condiciones, herramientas y capacidades para establecer acuerdos específicos y atender que tipo de empresas y en qué sectores se podrá aplicar, de esta manera darle al sector inversor corresponsabilidad y capacidad para invertir a largo plazo.

El proyecto eólico de Dzilam Bravo no se ha iniciado y los desacuerdos entre grupos de campesinos y ejidatarios lo ha detenido hasta este momento, y por ende a la inversión de 2 mil millones de pesos.

Anunciado en 2015, el proyecto a realizarse por la empresa Central Eólica de la Península se realizaría en los ranchos San Luis y San Isidro de ese municipio, donde se contempla la instalación de 29 turbinas que generarían 2.1 megawatts de energía.

publicidad