Estremecedora marcha contra los feminicidios en Yucatán

0
469

Generales - Estremecedora marcha contra los feminicidios en Yucatán - generales

Unas mil 500 personas participaron la tarde de este viernes en la marcha en contra de los feminicidios en Yucatán, encabezada por la madre de Ema Gabriela Molina Canto, quien fuera brutalmente asesinada a puñaladas el pasado lunes en la puerta de su domicilio, ubicado en la colonia San Luis en Mérida.

El recorrido, que partió desde el Remate de Montejo, culminó en la Plaza Grande de la ciudad con una ofrenda flora, un mensaje de la activista Nancy Walker Olvera, al igual que la desgarradora lectura de una larga lista de mujeres que han sido víctimas de feminicidio desde 2008, en la que también describieron la forma en que les arrebataron la vida.

El contingente atento, escuchó cada una de los nombres de las mujeres y niñas asesinadas, para luego dar la voz a la madre de Ema Gabriela, la señora Ligia Canto, quien pidió a la sociedad no dejarla sola en la lucha por el esclarecimiento del crimen que privó de la vida a su hija, así como en la pelea por la custodia de sus tres nietos menores de edad.

“Necesitamos hacer pagar a los autores materiales e intelectuales de la muerte de Ema”, dijo afligida, después de recorrer junto a sus demás hijos las calles meridanas.

Aunque se detuvo por momentos y el sentimiento la invadió en repetidas ocasiones, Canto Lugo se limpió las lágrimas y continuó, estoica, su camino hacia la Plaza Grande, como si se tratase de una promesa personal a Ema Gabriela, quien ahora funge como su estandarte para evitar que más mujeres sean víctimas de cualquier clase de violencia.

Uno de los momentos más estremecedores fue cuando relató el momento en que sus nietos vieron el cuerpo de su madre en la terraza de su casa.

“Mis nietos tuvieron que brincar el cadáver de su madre y pisar su sangre para pedir auxilio”, recordó la mujer.

La señora Ligia Canto aseguró que el Estado hizo mártir a su hija por no darle protección, a pesar de las amenazas de las que había sido objeto en repetidas ocasiones.

Además, pidió a las autoridades que le otorguen la custodia de los tres niños, para así cumplir el deseo de su hija que era cuidar a sus hijos.

A coro se escuchó el grito de “¡justicia!” para Ema Gabriela, quien asegura sigue viva a través de ella y de su familia.

publicidad