Conductora de Mérida manejará Uber hasta las últimas consecuencias

0
680

Generales - Conductora de Mérida manejará Uber hasta las últimas consecuencias - generales

Tras el revés de Uber en la Suprema Corte de Justicia de la Nación que lo obliga a acatar la nueva Ley de Transporte de Yucatán, Berenice D.P. podría definirse como una moderna “adelita”, ya que seguirá conduciendo una unidad de esta plataforma digital, pese al futuro incierto en el estado.

Con 48 años de edad y divorciada, reveló que comenzó a trabajar en Uber después de que su hijo estudiante le prestara un automóvil.

“Trabajo cuando él no está en la escuela, de 6 de la tarde a 6 de la mañana”, aseveró.

A partir de ese momento, entre los dos ganan alrededor de cuatro mil pesos a la semana. De lo obtenido, $700 se utilizan para pagar la gasolina. Parte de lo que les queda es destinado a los ahorros que su hijo tiene para poder elaborar su tesis.

Aunque nunca había sido chofer, sino secretaria de varias empresas, indicó que con el paso del tiempo comenzó a gustarle la “Ubereada”.

“Uber es una excelente opción para desempleados y estudiantes, pues así puedes trabajar las horas que puedas en el momento que quieras”, narró.

Sin embargo, Berenice reconoció que la situación fue tranquila hasta finales del año pasado, cuando venció el plazo para que servicios de transporte contratados mediante plataformas tecnológicas se registraran ante la Dirección de Transporte del Estado de Yucatán (DTEY).

“Tras el amparo que presentó Uber las cosas se calmaron, pero ahora con el fallo en contra nos detendrán”, señaló, pese a que dijo que nunca ha tenido problemas con los policías.

“Creo que no he tenido problema porque nunca pongo mi celular en la parte delantera del carro. Esto puede generar sospechas de que estoy en Uber”, expuso.

Ante el panorama incierto, dijo que algunos compañeros están a la espera o buscaron otros empleos, pero a ella ni el fallido asalto a su hijo le hizo dejar este oficio.

“Hace unos meses le pasó por el fraccionamiento El Roble Agrícola como a las cuatro de la tarde. Solo vio a una persona en medio de la calle. Cuando mi hijo le preguntó si había pedido un servicio, le contestó que no”, contó.

“Pero de un momento a otro salió de una casa una persona robusta con un desarmador que se dirigía al auto”, declaró.

Indicó que por fortuna a ella no la han asaltado, pese a que, por el horario de su hijo, a ella le toca manejar de noche.

Aunque aclaró que en su caso siente que “no gana mucho”, dijo que de su trabajo como chofer salió para pagar la reciente reparación de su automóvil, que fue de 6 mil 500 pesos.

Se estima que en Yucatán hay más de 1,500 unidades de Uber, plataforma digital técnicamente irregular en la entidad. Junto con las otras plataformas que sí registraron sus unidades como Cabify, Thó Services y Big Driver, consiguió reducirle hasta el 60 por ciento de usuarios a los taxistas y taxímetros.

Por último, Berenice compartió que seguirá trabajando en Uber, pues no piensa mudarse a otra plataforma digital. “Estoy resignada, ojalá cambie la situación”.

Mientras esto sucede, la mujer espera seguir conduciendo su unidad y realizar más de una decena de servicios a diario.

publicidad