Canacintra narra historia industrial de Yucatán en X’matkuil

0
554

La Camara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) delegación Yucatán presenta por primera ocasión en el recinto ferial de X’matkuil, una muestra histórica del desarrollo y crecimiento del sector de la transformación en el estado.

La muestra, que se presenta en el pabellón de exposición de la Canacintra en la Feria Yucatán 2017, es un reflejo fiel de los alcances que han logrado empresarios yucatecos en su capacidad e impulso emprendedor en más un siglo, y donde se reflejan las marcas de productos más emblemáticas que permitieron darle un rostro y una identidad de calidad y prestigio a los productos peninsulares.

El recorrido histórico preparado en láminas con fotografías con una explicación detallada y amena, muestra el inicio de las primeras máquinas, a los empresarios, pero principalmente los productos que se lograron una presencia necesaria en la mesa de los yucatecos a lo largo del tiempo.

Desde la Galletera Donde, la Salinera de la Familia Roche, marcas como Veladoras El Faro, El Diario de Yucatán, Chocolate Imperial, Productos Pico Rey, Droguería Las Dos Caras, son algunas de estas valiosas firmas que se iniciaron de manera productiva en nuestro estado y que algunas de ellas marchan con el tiempo, al paso del siglo XXI.

Nuestro recorrido inicia con una serie de reflexiones sobre las primeras máquinas traídas para las desfibradoras. La industria del henequén que inició su proceso de explotación intensivo hacia 1885, nos permite acercarnos a una de las primeras etapas del desarrollo industrial del Oro Verde yucateco.

La línea del tiempo y el sentido pedagógico descriptivo de la muestra nos acerca a conocer el porqué Yucatán tuvo que fabricar sus propios productos de consumo y también los aspectos más sensibles del sector empresarial que se dedicaron a producir productos de una calidad que les permitió desde sus inicios ser un ejemplo, ya que la demanda les permitió alcanzar mercados en Estados Unidos y Cuba, donde los productos yucatecos tenían una alta demanda.

De esta forma nacieron productos como la cerveza y la famosa Cervecería Yucateca de la familia Ponce, velas, tabaco, aceites de la Hidrogenadora Yucateca, refrescos embotellados, perfumería, panadería, cordelería, destiladoras de ron y maquinaria.

Tras el impulso de la industria henequenera, nuevos sectores productivos se hicieron presentes, es así que en 1905 nace la marca Dondé, creada por Don Luis A. Dondé, que hoy marca un paso de alta producción, manteniendo impecable la calidad de los productos de harina que fabrica que hoy exporta al sur de la Unión Americana, Guatemala y Belice, pero de gran aceptación y demanda en todo el país.

Otra de las empresas centenarias que están presentes en esta muestra es la marca Pico Rey, que nació en 1912 del emprendedor Ramón Cardín, quien inició la fabricación del café “El Cordobés” y a quien se le conoció como el rey del Café en Yucatán y que con el paso del tiempo se transformó a la producción de botanas y productos de mesa.

Un año después, en 1913 nace una marca de trascendencia culinaria, Condimentos La Anita, fundada por una dinámica mujer, Ana Méndez de Sosa, que envasa condimentos y salsas y desarrolla un mercado para los “mukules” -los recados- marcan la diferencia de los guisos más emblemáticos de la cocina yucateca.

Nuestro recorrido arriba a 1920 cuando se crea la empresa de velas y veladoras El Faro, empresa que constituyó como un referente por su rápido crecimiento y por la demanda de productos, que desde su salida al mercado se colocó en los estados de Campeche, Quintana Roo y Tabasco, por su valiosa necesidad ante la falta de energía eléctrica que aun no alcanzaba a todas las poblaciones de la zona peninsular.

Para 1925 se crea la fabrica de clavos, pionera de la producción de alambre, cable y elementos para la construcción, lo que permitió un desarrollo comercial para el proceso del crecimiento de las zonas urbanas del estado. El origen de esta empresa dio paso a Alfacero, que comercializa y produce hasta hoy, productos derivados del acero.

Es también el año de 1925 el testigo del nacimiento de la industria editorial de Yucatán, con la apertura de la Revista Yucatán, realizada por la familia Menéndez Romero, que con el paso del tiempo dieron paso a la fundación del Diario de Yucatán y con ello a una larga y prolífica familia de periodistas y editores, que mantienen hasta el presente el proceso y producción de los medios informativos más reconocidos de la península.

Para 1932 se crea la droguería y marca Las Dos Caras, producto del emprendedor José María Medina Ayora, que produce el talco boratado y perfumado más demandado en el mercado peninsular, “Dos Caras”. Entre 1935 y 1984 se da un proceso de diversificación así en 1940 nace el Grupo Industrial Roche, que transforma las zonas salineras de Yucatán en grandes productoras y nace la Marc “sal Sol”.

En 1946 se crea la empresa Gas Imperial y con ello, se transforma también la tradicional cocina yucateca en el desarrollo de nuevos mecanismos para la producción alimenticia del estado. También en 1946 nace Bepensa, con el inicio de Embotelladora Peninsular de la familia Ponce, su fundador Don Fernando Ponce G Cantón, fue también presidente de Canacintra en 1948, 1953 y 1955.

En este historial de empresas exitosas no puede faltar la Hidrogenadora Yucateca, fundada en 1949, que desarrolló productos derivados de aceite y jabones perfumados y para proceso de lavado de ropa y lavandería. Es de esta manera que en 1945 nace también la delegación en el estado de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), que sigue paso a paso la tarea de impulsar las tareas productivas de Yucatán y ha testigo de este crecimiento y consolidación de las marcas más importantes del estado.

publicidad