Exponen serie de torturas y detenciones arbitrarias

0
329

El organismo ciudadano Indignación-Yucatán presentó un informe del capítulo Yucatán sobre detenciones arbitrarias y torturas en el estado, en el cual destaca un número considerable de acciones inconstitucionales de los elementos judiciales y policiacos, violatorios de Derechos Humanos.

Con el respaldo del grupo Amnistía Internacional, se ofrecieron una serie de incidentes que se han presentado en el estado provocados por las autoridades municipales, estatales y judiciales sobre hechos de violencia contra grupos de la sociedad.

Martha Capetillo, integrante de Indignación, Carlos Zazueta, de Amnistía Internacional y Pedro Juan Santana, presentaron hechos sobre distintas acciones de agentes de seguridad pública y elementos judiciales sobre acciones que han ocasionado la pérdida de vidas a manos de policías yucatecos y que se mantienen impunes.

En el informe que se presentó ante medios de comunicación y estudiantes, Carlos Zazueta destacó que de las 2 mil corporaciones de seguridad que hay en el país, un alto porcentaje no cubre las expectativas de seguridad que tiene la población, además de no estar debidamente preparadas y capacitadas para realizar su trabajo como representante del orden público.

Sostuvo que el gran común de las policías en México es su falta de preparación, los abusos y violaciones que cometen al abusar de manera desmedida de la fuerza y el alto porcentaje de delitos que cometen los propios agentes al realizar sus labores .

El representante de Amnistía Internacional expuso que las corporaciones policiacas de México no están calificadas para cumplir con su trabajo debido a múltiples factores, pero que los principales son el desconocimiento de la ley y su falta de certificación y medición de sus condiciones psicológicas y sociales.

Por su parte, Martha Capetillo, integrante del grupo Indignación, dio a conocer detalles de los numerosos hechos que han ocasionado tanto elementos de seguridad pública municipal, como agentes de seguridad estatal y fiscales judiciales quienes no tienen la capacidad para aplicar medidas específicas en detenciones, ya que, no cuentan con protocolos adecuados, siembran pruebas, ocultan información y con esto dañan el cabal proceso judicial.

Capetillo habló sobre los incidentes contra ciudadanos en 2010, 2015 y 2016 en los municipios de Tekax, Temax y Mérida, en donde dos personas perdieron la vida en celdas municipales provocadas por presuntas torturas y la situación de la comisaría de Chablekal en donde agentes policiacos dañaron, agredieron y lesionaron a ciudadanos con detenciones ilegales, abuso y tortura. Puso en evidencia también una serie de hechos en los que se han presentado intervenciones de elementos policiacos y donde se han gestado situación de presión para ellos. Casos incluso recientes en contra de ciudadanos que están detenidos de manera arbitraria por la autoridad del estado.

Recalcó que al igual que los procedimientos que se registran en otros estados, la policía de Yucatán no detiene mal, pero no usa los protocolos establecidos para dar protección a los ciudadanos y con ello comete muchas violaciones a los hechos humanos.

Añadió que los agentes estatales no están capacitados para cumplir con algunas de las funciones que le asigna el nuevo rol de la justicia, ya que muchas breves realizan detenciones sin justificación legal, sin una base jurídica y ocasionan de alguna manera tortura psicológica en la ciudadanía.

publicidad