En Yucatán sí hay que lavar el pollo crudo

0
1077

- En Yucatán sí hay que lavar el pollo crudo - merida

El Instituto Mexicano del Seguro Social precisa que en Yucatán sí se debe lavar el pollo crudo, difiriendo en su totalidad con las recomendaciones de la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (FSA, por sus siglas en inglés) que señala que hacerlo puede ser una mala práctica.

La nutrióloga clínica especializada del Hospital Regional N. 1 Ignacio García Téllez, Beatriz Gaspar Hernández, declaró que en Yucatán tiene las mismas condiciones que Reino Unido, por lo que hay que lavar la carne ante de cocinarla.

Como informamos, la FSA resalta que la razón por la que no debe lavarse está relacionada con la bacteria Campylobacter, un patógeno emergente que se encuentra presente en la carne cruda de pollo y se esparce a otros instrumentos de cocina o en las manos, lo que crea un ecosistema idóneo para su distribución y propiciar diarreas así como afectar el sistema nervioso.

Al respecto, la especialista indicó que hay que tener en cuenta que Reino Unido tiene un clima totalmente diferente al de Yucatán.

“Aunque esté empacado, hay que lavarlo y quitarle el cuero. Vemos que en algunos restaurantes viene con todo el cuero, no se debe consumir demasiada grasa”, indicó.

Gaspar Hernández explicó que con el calor de Yucatán, el alimento se empieza a descomponer, por lo que recomendó lavar la carne de pollo incluso con cloro, además del agua para que realmente no tenga contaminación.

Por otra parte, pidió a la ciudadanía a ser exigentes con la higiene de la elaboración de los alimentos, ya que de lo contrario se podría padecer diarreas, Hepatitis A, botulismo u orina de la rata, que incluso puede propiciar la muerte.

Explicó que los alimentos corren el riesgo de contaminarse por agentes químicos, físicos o biológicos; los físicos pueden ser algún vidrio, piedra, que pudiera causar una contaminación; el químico algún tipo de limpiador o insecticida que se hubiera quedado en el proceso, y el que más influye, el biológico, la zona cálida que propicia el desarrollo de salmonela y algún tipo de parasitosis.

Para ello consideró importante tomar en cuenta tres aspectos para preparar alimentos: la higiene de la persona, y lavarse muy bien las manos antes de comer y después de ir al baño, esto prevendrá el desarrollo de microorganismos.

Recomendó ser estrictos en la adquisición de la calidad del producto como el hecho de que los enlatados no estén golpeados, ya que podría contaminar el alimento y provocar botulismo.

Otro aspecto importante es la fecha de caducidad, si un producto ya está por caducar es mejor consumirlo pronto.

Respecto a los productos frescos como hoja verde o tubérculos, precisó que es necesario lavar hoja por hoja, mientras que verduras como la papa, zanahoria se deben tallar con un cepillo y ser desinfectarlas con cloro, pues se cultivan bajo tierra.

“Hay alimentos que tienden a descomponerse fácilmente, deben tener buena cocción y consumirse rápidamente”, dijo.

Explicó que existen métodos de conservación como la refrigeración, congelación y el secado de carne.

“Si descongelo, tiene que cumplir con el proceso lo paso al refrigerador y luego se come, los sistemas deben saberse usar; si no se descongela bien pueden originarse los microorganismos”, dejó en claro.

Dijo que una de las enfermedades que se pueda desarrollar ante la falta de higiene es la Hepatitis A.

“Por ello es importante que la persona que prepara los alimentos no tenga heridas, que se cubra la boca y si tiene diarrea tampoco es prudente que prepare los alimentos.

Otro punto a destacar es la técnica del lavado de manos, que tenga cortadas las uñas y que se cubra el pelo”, recomendó.

Señaló que cuando se come fuera de casa hay que ser observadores; por ejemplo si un lugar es pequeño, es necesario cerciorarse si tiene su baño, si no lo tiene, no es higiénico.

publicidad