Comuna meridana renegociará el pago de 570 mdp por las lámparas chinas

0
469

El ayuntamiento de Mérida negociará con Banca Santander el pago de los 570 millones de pesos por el pago de las lámparas chinas de la empresa ABC Laesing, cuya deuda es derivada de un laudo a favor de la empresa y una decisión de cambiarlas en una administración anterior.

Al concluir la presentación de cuentas municipales en la octava sesión del Consejo Municipal de Presupuesto del Gasto Municipal, con representantes del sector empresarial, el presidente municipal, Mauricio Vila Dosal informó que en los próximos días iniciará las negociaciones con la banca comercial sobre dicho pago.

Vila Dosal informó que en este momento la Comuna paga una cantidad importante por los intereses de dicho juicio, por lo que con la aprobación empresarial solicitará la renegociación del pago total de la deuda. Mencionó que de no llegar a un acuerdo con el banco, la comuna meridana deberá solicitar un crédito a 10 años para cubrir este monto.

Vila explicó que, tras concluir el juicio con el laudo a favor de la empresa denunciante, el Banco Santander está cobrando los intereses por dicho monto, por lo que será preciso renegociar la deuda total, establecer tiempos para no causar un daño mayor al erario municipal.

Explicó que de manera inmediata no hay diálogo con los directivos del banco, pero en los próximos días deberá establecerse un mecanismo y buscar un acuerdo. En este momento, el ayuntamiento de Mérida paga 6 millones de pesos mensuales por esa cantidad – 570 millones de pesos-; sin embargo deberá concretarse el pago de este monto y los tiempos para su finiquito.

Detalló que esta negociación afectará a las siguientes administraciones municipales, ya que es un monto alto y tendrá que pagarse en plazo de 10 años.

El caso de las lámparas chinas se remonta al año 2012 cuando la alcaldesa priista Angélica Araujo Lara contrató la instalación de 35 mil luminarias chinas a la empresa ABC Leasing, sin embargo dos años después, el alcalde Renán Barrera, de extracción panista canceló el contrato, lo que provocó un juicio que determinó la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra de la alcaldía meridana, con el resultado de un pago total de 570 millones de pesos a la empresa afectada.

publicidad