Cabildo meridano discutirá presupuesto para 2018

0
377

Este viernes, el Cabildo de Mérida conocerá, discutirá y aprobará la propuesta de presupuesto municipal para 2018, estimado en 3 mil 400 millones de pesos, y en el que destaca el crédito y pago del juicio contra las luminarias de la empresa ABC Leasing, cuyo fallo resultó en contra del municipio por un total de 567.2 millones de pesos.

La propuesta municipal establece una serie de mecanismos que ponen en serios apuros las arcas públicas municipales, ya que, con la nueva ley de endeudamiento público que entra en vigor también el próximo año, el municipio no puede endeudarse por encima de un 30 por ciento de sus participaciones federales, lo que establece que el monto del débito con banca Santander deberá ser liquidada en una negociación directa, según se pudo confirmar.

El municipio meridana deberá cubrir un monto estimado en unos 700 millones de pesos por el fallo judicial establecido por la empresa ABC Leasing y Banca Santander, esto significa casi un 20 por ciento de su presupuesto total anual, que utilizará para el pago de la deuda y cubrir además, otros empréstitos obtenidos anteriormente.

Según se ha averiguado, y por acuerdo del Consejo Consultivo de Presupuesto del Municipio de Mérida, se buscará un acuerdo con banca Santander para concretar una negociación de para el pago del monto establecido por el juicio sobre las lámparas chinas iniciado en 2012.

De esta manera, el Cabildo deberá conocer, discutir y aprobar el presupuesto que deberá presentar al Congreso del Estado antes del domingo 26 de noviembre, fecha límite establecida para su validación en el poder Legislativo local.

De acuerdo con datos recopilados, el Cabildo deberá desarrollar un mecanismo para cubrir dicho monto, ya que el pago exigido por banca Santander comprende: 332.4 millones en concepto del contrato de arrendamiento con opción de compra de las luminarias, más 234.8 millones de pesos por concepto de intereses moratorios e IVA sobre intereses. El total, como ya se mencionó, es de 567.2 millones de pesos.

El caso de las lámparas se remonta al año 2012 cuando la alcaldesa priista Angelica Araujo contrató la instalación de 85 mil luminarias de procedencia china, que no cumplían con los requerimientos de seguridad, a la empresa ABC Leasing.

Sin embargo, dos años después, el alcalde panista Renán Barrera canceló el contrato sin tomar providencias legales a detalle, lo que provocó un juicio que tuvo que definirse en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que dictaminó un fallo en contra de la alcaldía meridana, con el resultado de un pago total de 567.2 mdp a Banca Santander, que es la institución responsable del cobro de dicho juicio.

publicidad