Lenta reapertura en plazas comerciales de Mérida

0
277

Tras cuatro meses de cierre por la contingencia sanitaria ante el coronavirus, las plazas comerciales de Mérida reabrieron sus puertas este martes, al ponerse en marcha la reapertura económica segura.

Según datos de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), el reinicio de operaciones de los comercios en estos sitios permitirá la recuperación de al menos 9 mil empleos.

De esta forma, 14 plazas comerciales de la capital yucateca retomaron el paso, siendo que no todos los comercios soportaron el impacto de emergencia y muchos de ellos tuvieron que cerrar definitivamente.

En este primer día, no todas se llenaron y se reportó que una buena cantidad de tiendas estaban sin abrir, algunas por recontratación de personal, otras más porque retiraron su mercancía de mostradores y están en proceso de reacomodo de la estantería, colocación de carteles y nuevas propuestas de la temporada pasada que ahora saldrán en oferta.

En información obtenida de los administradores de Plaza Dorada y Las Américas, al poniente de la ciudad, un 30 por ciento de los comercios no abrió y un 20 por ciento cerró definitivamente, en algunos casos, a las pocas semanas de la declaración de la emergencia sanitaria.

El impacto económico para los comercios de bisutería, ropa, línea blanca, ocio y productos del hogar ha sido muy alto, dijo uno de los directivos de Plaza Dorada, quien pidió no proporcionar su nombre.

La empresa no cobró rentas por tres meses y se solicitaron ajustes y tiempos para pagos por los locales, pero no todos aguantaron el paso.

Algunos establecimientos de comida rápida que despidieron a todo su personal, ahora deberán reincorporar a nuevos colaboradores, pero primero habrá que capacitarlos.

En el caso de tiendas de libros, electrodomésticos, lencería y artículos deportivos con nombres ya consolidados y hasta locales propios volvieron a abrir y buscan reponerse con ventas.

En el caso de plaza Las Américas, un 50 por ciento de las tiendas no abrió; el personal de seguridad estableció un control y protocolos para la entrada de los clientes, primordialmente a las salas de cine que están en el centro de la plaza y que requieren de acceso especial, bajo estrictas medidas que atienden los edecanes de las empresas cinematográfica.

“Hoy serán muy pocas ventas, pero al menos ya estamos trabajando”, dijo Mariela, una jovencita que atiende un comercio de productos japoneses muy en boga entre los adolescentes.

“La empresa nos bajó el sueldo, no tuvimos ninguna opción durante casi 4 meses, ahora será importante volver a vender como antes”, dijo

Francisco, un joven de 22 años dependiente de una tienda de ropa juvenil señaló que no fue tan fácil esperar tanto tiempo sin trabajo. La empresa los recontrató apenas hace una semana, tras casi dos meses de despido, sin compensación alguna por parte de la tienda.

“Ahora recuperamos el trabajo, lo más importante será que las cosas mejoren, que la gente se cuide y no se contagien más, porque si no, cerrarán de nuevo las tiendas”, comentó.

publicidad