Mucho agradecimiento esta tarde

0
192

Este martes 25 de mayo más de 70 vehículos se dieron cita en la zona norte de esta ciudad de Mérida en una caravana en agradecimiento al Dr. Luis Daniel Lizama Rodríguez quien, en palabras de los entrevistados, les ha devuelto la salud, la esperanza y en muchos casos, la vida.

Cirujano cardiovascular de profesión que, durante está pandemia que para muchos dio un giro de 180 grados a la forma en la que vivimos, por una severa afección de salud particular tuvo que poner una pausa obligatoria a sus labores en el sector público.

Durante ese tiempo abrió una página de Facebook que hoy cuenta con más de 110,000 seguidores, y que se ha vuelto un refugio para quienes necesitan a un médico comprometido con su vocación y que así, reinventó la forma de servir a sus pacientes.

A través de la creación de un consultorio en línea, información libre y gratuita y programas educativos como son: Preguntas y respuestas, A corazón abierto y un programa muy particular como es A Toda Medicina, y colaborando en múltiples medios de comunicación, el Dr. Luis Lizama se ha convertido en un referente internacional de dedicación, vocación de servicio y amor al paciente.

-El me operó hace seis años, cuando nadie quería hacerlo por mi condición y hoy, no puedo más que venir y sumarme a todos quienes tienen algo que agradecerle, yo por ejemplo que sigo disfrutando la vida con mis hijos – comentó una entrevistada quien le entrego un reconocimiento hecho por su familia.

- Mucho agradecimiento esta tarde - vida-social

Durante el recorrido se dieron cita pacientes, amigos y seguidores de sus programas en redes sociales, quienes han recibido apoyo y atención de este médico tan peculiar. El ambiente se llenó de frases como “el me cambió la vida”, “gracias a él aprendemos a cuidarnos”, hasta agradecimientos por el afecto y acompañamiento que han encontrado durante el proceso de la enfermedad.

– Le dio un futuro a mi hijo hace cuatro años, en una cirugía complicada, y hoy gracias a su programa el ya quiere ser médico cuando sea grande, así como el doctor Lizama – comentó con mucha alegría la madre de Evan, un menor de 10 años, quienes viajaron desde Campeche para participar en esta caravana.

– No me imaginaba algo así, cuando inicié con este proyecto, pues la pandemia me ha mantenido en confinamiento total, no sabía que sería algo tan grande, estoy viviendo un sueño y yo soy quien debe agradecerles a todos los que vinieron por darme vida y por permitirme servirles desde esta trinchera que es mi casa- nos comentó visiblemente emocionado al concluir la caravana el Dr. Luis Lizama.

publicidad