Unas 600 personas, que se reunieron a las afueras de la casa de un ciudadano ucraniano que insultó a los mexicanos mediante redes sociales, terminó por golpearlo después de perseguirlo por varios rincones de su casa en Cancun

Aleksey Makeev, se grabó repartiendo improperios a mexicanos en Cancún, ciudad que habita desde hace años. En los videos, que borró de su cuenta de Youtube, Makeev aborda a habitantes de Cancún y los ofende, además de molestar a mujeres e incluso menores de edad.

Makeev, que laboraba como entrenador de clavados en Aquaworld, fue despedido en 2015, debido a su comportamiento agresivo.

Esta noche, la turba tomó venganza.

publicidad