Un paciente de la clínica 2 del IMSS, exhibió por medio de Facebook a una doctora que se encontraba recostada en un escritorio de dicho lugar.

La persona que difundió dichas imágenes dijo que tenía más de dos horas esperando a que alguien atendiera a uno de sus familiares.

De igual firma comentó que al percatarse la doctora de que estaba siendo fotografiada amenazó a la familia de que no serían atendidos si no borraban las imágenes.

Por su parte, el personal administrativo de la clínica dijo que se trataba de una residente que había realizado una larga jornada de trabajo.

La noticia circuló por las redes sociales, en donde los usuarios salieron en defensa de la doctora, pues comentaban que las guardias que realizan son muy pesadas con turnos de más de 30 horas seguidas.